lunes, 8 de diciembre de 2008

Por el Aborto Legal, Seguro, Gratuito y Accesible

Cortito. Ayer el Teatro Coliseo fue testigo del festival por el derecho al aborto legal, seguro, gratuito y accesible. Algunas cosas interesantes, dentro de las muchas que tuvieron lugar.

*. Cierta transgeneridad musical, que sumó a la transgeneridad propia del auditorio (y rescatada en forma más o menos constante por la presentadora -bien ahí-). Folklore, Hip Hop, percusión, piano clásico, tango.

Mis respetos a Actitud María Marta, que levantó a un teatro medio moribundo, hizo subir a todo el mundo al escenario y trató de una forma más o menos ordenada aunar proclamas vinculadas con diferentes asuntos de (in) justicia social. Pero bueno, como sabemos hay autoritarismos de izquierda y de derecha, la relación con cuestiones de sexo/género entre ellos. Es un lugar común hablar de Bush, el capitalismo, el neoliberalismo, el Vaticano, el Papa como personajes/formas de exclusión permanente, generadoras de atrocidades, etcétera. Lo sabemos, son re garcas, nada bueno sale o podría salir de ellos, que se vayan a la mierda. Ahora, invitémonos a reflexionar sobre los líderes que nos caen más buena onda. ¿El Che Guevara no era sexista, patriarcal y androcéntrico? ¿La Revolución Cubana? ¿La izquierda latinoamericana? La buena noticia dentro de la mala noticia, es que hay buenas pruebas de que, llevada la cuestión a la fuente de muchos de los autoritarismos -la relación con los cuerpos-, también la izquierda revolucionaria te va a cagar. Y que el pene, al fin de cuentas, pesa más por pene que por otra cosa. No siempre importa mucho para que lado te cuelga. Así las cosas, vamos a desmantelar todas las violencias !!!!!!!! Queremos también canciones de nuestros héroes!!

Bien también por Jesusa Rodríguez. Su manejo de un humor incómodo y absurdo para -casi- cualquiera, fue brillante. Mientras estamos tratando de que una mujer no se muera o termine encanada por interrumpir un embarazo, ella ya está hablando del derecho de los fetos a suicidarse intrauterinamente con el mismo cordón umbilical. Hay más para debatir en sus 15 minutos de sketch que en los bodrios jurídicos, sociales y políticos que producimos la mayoría de los que escribimos sobre este tema, desde diferentes lugares. Una dupla fantástica con Liliana Felipe, que con sus mujeres malas, histéricas e inconvenientes (que, por supuesto, van a misa) también levantó a la multitud.

*. Bastante policía. Afuera del teatro y adentro. Policía de diferentes tipos: la oficial (la que tiene el gallito y depende de nuestro Estado), la de los cortadorxs de entrada del teatro y la conformada por un conjunto de personas que te mandaban a "ocupar tu asiento" cada vez que terminabas "revuelto y hermanado" en algún otro, producto de esos momentos de baile que desordenaban todas las estructuras.

*. Una profusa producción en materia de cánticos y consignas militantes. De todo. Canciones con base en temas de Sabina (Cris, Cris, Cristina, "legalizá el aborto y libera tu vagina"). Canciones con base en la marcha peronista (un grito de corazón "misoprostol, misoprostol"...sos el mejor abortador...). Viejos clásicos como "si el papa fuera mujer, el aborto sería ley, basta de patriarcado y de que nos digan lo que hay que hacer...". Y un nuevo himno nacional. Como siempre, buenos disparadores para analizar la consistencia de los discursos (yo no sé si el papa fuera mujer, el aborto sería ley -está más que claro que no es sólo un tema de posesión de vagina, sino de clase, posición, etcétera), la resignificación de ciertos emblemas autoritarios (el himno, por ejemplo), o el cruce entre cuestiones valorativas y emblemas partidarios particulares (marcha peronista, por ejemplo). Cualquiera sea el caso, imaginación con consignas que sorprendieron positiva o negativamente -por diferentes, muy diferentes razones- a varixs asistentes.

*. De eso no se habla. Fue entre increíble y llamativo que muchxs artistas no mencionaban explícitamente que hacíamos todas esas personas ahí. Desde el escenario -con excepción de la presentadora-, la palabra aborto no se pronunciaba. Se hablaba de la "causa", de lo que nosotrxs "sabíamos que nos traía allí", etcétera., pero hubo que esperar que promediara el final para que se dijera, con todas las letras, que ese festival estaba pidiendo una política de aborto para las mujeres. Asociado a esto, dentro del programa estaba previsto pasar un video con las voces en apoyo de diferentes personas y personajes del espectáculo, la cultura, etcétera. Por "problemas técnicos", no se pudo pasar. :(

12 comentarios:

gabrielaa. dijo...

ah, estuvimos todxs!

Baruyera Entremeses dijo...

A mi me gustó el festival.
Bha! creo que además de una acción política intentaba ser un mimo para las activistas que le ponemos el cuerpo a la calle año tras año.
Sin dudas que me hizo gracia que ninguna artista pudiera decir la palabra aborto, pero creo que da cuenta de los diferentes procesos que nos llevan a conseguir algunos concensos.
Siento que la lucha por el aborto es de las más amplias que ha logrado el feminismo(de hecho la campaña me parece bastante poco feminista en términos de participación y metodologia)
Es verdad que faltó más arenga política pero también es verdad que la tecnologia no funcionó.

me estoy poniendo demasiado verde?

Vero

Marians dijo...

Ahí estábamos con Zula discutiendo un poco por mail (a propósito Zula, me rebotan los mails que te mando, así que -en términos estrictos- estuve discutiendo solo).

Mis sensaciones son raras y ambiguas. Pero, por un lado, me gusta salir de la pura ironía y me desgasta sólo tirar palos. Con críticas varias, hubo gente atrás de ese festival que seguro se esforzó mucho, fue parte de muchas discusiones desde complejas hasta absurdas (pero todas exigentes y desgastantes), etcétera. Y, en ese marco, yo sólo soy un varoncito cómodo que llegó a la hora señalada a buscar su entrada gratuita, que otras personas (Vero y Sonia) habían conseguido para mí.

Por otro lado, atado a lo anterior, asumo cierto complejo. Desde la perspectiva de un varón que ocupa un puesto hiper privilegiado dentro de la matriz de la opresión (soy blanco, tengo dinero para vivir bien, una familia económicamente estable, estudios universitarios completos, etcétera), creo que debo ser cuidadoso a la hora de criticar a personas que, dentro de la misma matriz, la pasan bastante peor que yo o se esfuerzan bastante más que yo.

Y pueden rescatarse varias cosas. No obstante, otras son inadmisibles. No hablar de aborto en un recital de aborto es, lisa y llanamente, criminal.Que la gente del teatro no pueda conectar una notebook para pasar el mensaje político del festival, no da.

Besos!

M.

gabrielaa. dijo...

por otro lado, convengamos en que en el Festival mucha arenga política no hacía falta, porque quienes estábamos ahí estamos metidas en la lucha. digo, no hace falta convencernos de nada.

y el problema con las artistas, supongo, es que no están de lleno en esto, y la palabra "aborto" cuesta...

abrazos

antisadomaso dijo...

marians: no fui al festival ya q estoy muy lejos, pero me gustaria decir algo con respecto al motivo del festival. EL ABORTO. Acabo de participar de una discusión informal con un varón y cinco mujeres de clase media, de muy buen nivel educativo y cultural aunque no académicas, por cierto. Cuando hablamos de aborto, había posiciones muy distintas entre las mujeres, pero de ellas solo una estaba a favor del aborto en ciertos casos, y ninguna de ellas entendía que la razón principal para que sea legal es el derecho de la mujer a su propio cuerpo y a decidir sobre si quiere ser madre o no. Ni si quiera la mas joven y progresista coincidía conmigo en que esa es la razón, e incluso sostenía que el embarazo por descuido debía tomarse como una especie de castigo por no haberse cuidado en una noche de calentura, y entonces había que "ser madre, bancátelas". El otro varón presente quería coincidir conmigo pero para no parecer demasiado radical se atenía a "en algunos casos". ¿qué lectura te merece esto? (pregunto tmb a quienes entren)

Chris dijo...

Ufffff
el aborto...
Las personas en general repiten un guión, asociado a la rutinización de la violencia contra la mujer: el feto como un ser vivo que vale más que la salud y la autonomia de la mujer, ni hablar de los casos de violaciones, etc.
Solo un ejemplo: tu ejemplo, el de la calentura como causa de embarazo forzado. Es un argumento tan simple como misógino. En primer lugar minimiza infinitas situaciones cotidianas que aparentan ser una cosa y son otra: fue por calentura como dice ella o fue producto de la presión (fisica y/o sicologica) del macho calentón para garchar sin forro; fue por calentura o fue para evitar la decepción y frustación de su principe azul? etc, etc. Y si se la violó pero como no puede expresarlo, dice que se pasó de calentura...
Y si fue realmente por calentura, opera la tesis misógina de la mujer considerada una puta, y todos sabemos el lugar simbólico que ocupa una puta en nuestra sociedad. Si nos parece bien que una puta se dedique a que la exploten sexualmente o para ser más explícito: que la torturen. Entonces, porqué no le aplicamos a la puta el castigo de "bancarse" un embarazo? En princpio parece un castigo justo, no? después de todo la función maternal es la función central que le toca a la mujer
Es tremendo que alguien pueda decir eso.
Pero al final es un guión. Hay que hacerles entender que el feto tiene el mismo status juridico que un renacuajo o un pollo. Y si para esa persona no es así, que haga con su cuerpo lo que quiera.
Además, se viene la era del feto suicida!
Ya no va a hacer falta abortar. simplemente se van a suicidar...

Mujer Rebelada dijo...

Bueno me parece bien que las militantes se hagan un mimo y me parece bien que hagan un festival para eso, pero entonces hay que ser claras con el mensaje. Hay que decir que no fue un hecho político sino un mimo.

Como dijo un amigo:“nos divertimos cuatro horas con un espectáculo de muy alto nivel, pero fue intrascendente políticamente” Y creo que fue así y eso lo sentimos muchxs. Más allá de eso, comparto lo que decís Vero con respecto a las artistas no son ni más ni menos que un reflejo de la sociedad en la que vivimos.

Yo tengo muchas diferencias políticas y metodologíacas con la Campaña, pero rescato que es lo único espacio que hoy habla de este tema. Voy a hacer mías las palabras de una compañera del colectivo de géneros con quien comparto plenamente. “Hacer una gran propaganda del misoprostol es repetir el esquema médico que cuestionamos: una misma solución para todas, todas uniformadas, habiendo perdido cada una su individualidad y sus características propias. Decirle a una mujer en La Matanza que usen por su cuenta el misoprostol es desconocer las condiciones calamitosas de atención de la salud. Decirles "después cuando te venga la hemorragia anda a que te atiendan en el hospital" es ignorar las condiciones de uno de los distritos más poblados y con más pobreza del país. Yo no les cantaría a estas mujeres, casi todas mal nutridas, "misoprostol qué grande sos", no las induciría a usarlo por su cuenta. Eso no es aumentar la autonomía de las mujeres, es propiciar salidas individuales y que cada una se arregle como mejor pueda. Lo que hay que promover es otra cosa, es la formación de redes, de equipos de las propias mujeres que den contención, que puedan acompañar, que conozcan sus derechos, que estén capacitadas y empoderadas y se sientan parte de algo que las respalda para dar la discusión en los centros de salud. ¿qué pasaría si las mujeres acudieran masivamente, no solas sino acompañadas por otras, a reclamar en los hospitales que se les hagan abortos, todos los días, todas las horas? una campaña "por abajo" en vez de una campaña "por arriba" podría haber tendido a este tipo de cosas. Además, claro, de la histórica falta de organización material: seguimos dando volantes y haciendo lobby pero no hay una red de médicas y enfermeras que hagan abortos como parte de su militancia, de su compromiso personal, no como negocio. Cosa que sí lograron las mujeres en otros países como Estados Unidos.”

La verdad que seguramente la Campaña tiene cosas positivas, no voy a invisibilizar eso, pero dudo que sus visión no sea desde un feminismo de clase media, que desconoce la realidad de las mujeres pobres, que son finalmente las que se mueren desangradas o que tienen hijxs aunque no quieran.

Hoy, un compañero me contó acerca de una compañera militante de base que quedo embarazada y recurrió a él para saber si sabía como interrumpir su embarazo. Ella no tenia nadie en quien confiar solo en él, ella sentía que las mujeres de las orgas feministas no podían entenderla porque eran de clase media. Conclusión tuvo a su hijo y dejó su militancia. Estas realidades son desconocidas para la mayoría de las que integran la campaña y acciones como las del festival, el lobby y hablar desde el pulpito excluye a miles y miles de mujeres. Antes de darme las entrada, avisé que eran para mujeres de la FOB, alguien de la campaña me pregunto: “y esas mujeres bien con el derecho al aborto?” En los 4 años de la campaña, nadie se preocupo de saber que piensan esas mujeres.

Carlos, estas es mi opinión personalísima: el derecho al aborto no solo se trata de decidir sobre el propio cuerpo, para mí se trata de que las mujeres no se mueran desangradas o queden con secuelas físicas y emocionales. Para que una mujer pueda decidir, realmente, sobre su propio cuerpo antes tiene que estar empoderada. Cuando tus amigas u otras amigas u otras mujeres hablan sobre el aborto y lo reducen solamente a la calentura yo les preguntaría: Y que opinan del hombre que la embarazó? Porque siempre el aborto es tema de mujeres, siempre son las mujeres las que deben cargar con al decisión del aborto o con los hijxs, pero parece, al igual que en la prostitución, los varones están invisibilizados, ellos solo ponen el esperma, las mujeres ponemos el cuerpo y somos quien finalmente cargamos también con la culpa y el estigma.

Para las mujeres que abortan, no hay opciones, nadie les da la posibilidad de optar, si realmente tuviéramos la posibilidad de elegir, si eso fuera así seguramente no habría abortos. El aborto es una medida extrema, traumática y se juegan la vida. Es muy difícil criar a un hijo y lo digo como madre de un hijo deseado, buscado. Imagínate lo difícil que es si no fue tu elección. Acuerdo con Marians que el argumento de tus amigas no es otra cosa que un guión que se repite como lorito, un guión cómodo, políticamente correcto, negador, hipócrita. Seguramente si alguna de tus amigas queda embarazada puede pagar un aborto y listo. Como alguna vez dijo Hebe que ahora es K: “El otro soy yo. La otra soy yo.” El día que como sociedad comprendamos eso se terminarían todas las opresiones.

Bueno he dicho! :)
Zula

Baruyera Entremeses dijo...

Bueno bueno, se armo el debate!
Voy a decir que el festival es un enorme hecho político. En un momento en que es imprescindible convencer a diputados y senadores de votar la ley (que ya está en el congreso y que Cristina frenó en estos últimos meses), es fundamental 1700 personas en un festival. Cómo no va a ser un hecho político cuando muchos otros espacios incluso al aire libre se negaron a alquilar sus instalaciones para el festival. Pero también fue una fiesta.
Creo que la lucha por el derecho al aborto no se circunscribe en la campaña. Nosotras con nuestro "lesbianas por el derecho al aborto" batallamos desde otros frentes, por ejemplo. Todxs quienes nos e sientan representados deberian (mos) dejar de pedirle permiso al feminismo y terminar de reprocharles su abandono y ponerse a pensar nuestras propias estrategias. >No necesitamos ser enemigas para no estar de acuerdo.

Pero debo decir que una campaña no está compuesta por dos o tres organizaciones sino por cientos de mujeres (en este caso) y cada una tendrá una visión y conocimiento diferente de la cuestión del aborto. Tal vez algunas mujeres no sepan que piensan las chicas de la FOB, quizás yo misma no se que piensan,eso no significa que "La Campaña" las desconozca, o las excluya.

Creo que si sucede que muchas "operadoras" de esos espacios tienen prejuicios y no alientan el acercamiento de otras compañeras al feminismo.
Las feministas siempre conocemos a "una o dos" de esos espacios y el resto ¿ por qué no participa? ¿Por qué no las conocemos?.
Yo no siento que si una compañera quiere abortar no tenga donde recurrir, no es mi experiencia.
Siempre que he levantado el tel hubo alguien para darme una mano. En el caso que contás creo que nadie de su propio grupo tendió las redes.

Respecto del uso de misoprostol podríamos discutir bastante, pero mejor lo hacemos personalmente, no? De cualquier modo diré que el "cantito" no vino ni de la campaña, ni de "el feminismo" sino que salió de un "grupo feminista".

Por último el aborto (ni siquiera el derecho a) es una de las acciones más radicales, da por tierra con muchos mitos. Una mujer abortando es una mujer mala, desamorada, sin instinto materno, sin abnegación....un sujeto libre y autónomo. Es decir una "no mujer",
Besos y abrazos
Vero

Mujer Rebelada dijo...

Vero, no sé hace cuanto participas de la campaña, yo tuve un tibio acercamiento y participe en un reunión que se hizo en la Fac. de Sociales. En aquella oportunidad se decidió no dar participación ni a los movimientos piqueteros, ni a los partidos politos. Los partidos copan todo!, Si es verdad. Los movimientos sociales no tienen redes y tiene prácticas machistas. Es verdad. Pero como afirmo lo que decís No necesitamos ser enemigas, ni necesitamos acordar en todo para luchar por el derecho al aborto. Si un sector de la campaña resolvió, creo, allá por el 2006, no juntarse con otras organizaciones sociales, hasta ahora nadie planteo algo diferente.

Es verdad, los cantitos no fueron de todas los grupos que estaban en el festival, pero, ellas y su discurso monopolizaron todo incluido el escenario con su himno, alguien dentro de la campaña que no se sintió representada por esa actitud o practica dijo algo?

Lamentablemente yo, vos y unas cuantas más sabemos eso pero para la percepción de las personas que no forman parte de ningún grupo de mujeres, ni de la campaña, ni siquiera que esta acostumbrada a ciertas prácticas políticas eso quedó enmarcado como la voz de la campaña.

Igual no creo que 1.700 sean un hecho político trascendente para esos senadores y diputados, que salvo algunas excepciones, la mayoría responde a acuerdos políticos con sus partidos y/o su jefe/a. Un festival que ni siquiera en su titulo nombra la palabra aborto pasa inadvertido para ellxs y para la mayoría de la sociedad.

Hay una realidad el aborto es un tema que agrupa a todas las mujeres, las de izquierda, las de derecha, las piqueteras, las organizadas, las feministas, las de clase media, las pobres, etc. Creo que deberíamos realizar un debate profundo acerca de cómo llegar a esas mujeres y conseguir que el aborto sea una lucha tomada por la gran mayoría de esas mujeres. Yo creo que hay buena gente, que trabaja arduamente dentro de la campaña y eso lo valoro.

Comparto una entrevista a Simone Veil que defendio al Ley de Aborto en Francias, la traducción al realizó un amigo.
Zula

ESE DIA...

En Francia, el 26 de noviembre de 1974, Simone Veil, la ministra de la
Salud (de un partido de derecha) defendió con éxito en el Parlamento su proyecto de ley sobre la interrupción voluntaria de embarazo.

Extractos de una entrevista con ella publicada en una revista francesa.

- Estamos festejando los treinta años de la ley sobre el aborto. ¿Cuándo por fue la primera vez tuvo consciencia de la necesitad de esa ley?

SV : - En 1956 cuando fui jueza, durante los debates sobre la ley de 1920 contra el aborto y porque fijaba condiciones muy injustas. (...) Después cuando era directora de una cárcel, algunas de mis secretarias me contaron la historia de una mujer que hacia abortos, a quien le habían cortado la cabeza en la cárcel en 1943. Mas tarde discutimos con colegas discutimos la posibilidad de reformar la ley. Es solamente en 1973 que el ministro presento un texto muy restrictivo. Pero era un paso adelante.

- ¿En 1967 la ley que autorizaba la píldora no había abierto la esa posibilidad?

SV : - Para la sociedad, para las mujeres, la contracepción era esencial. Francia, estaba muy atrasada respecto a sus vecinos. Había fuertes resistencias contra esa ley, porque la contracepción, era la libertad dada a las mujeres al nivel de la reproducción. Al contrario del aborto que esta siempre vivido por las mujeres como un traumatismo, los hombres vieron en esa ley un atentado a su virilidad porque las mujeres podían decidir solas la procreación sin tener que consultarlos ni siquiera informarlos.

(...)

- ¿En que circunstancias el presidente le pidió de defender la ley sobre el aborto?

SV : - En 1973, el ministro de la Justicia había presentado al Parlamento un primer texto que autorizaba el aborto solamente en caso de enfermedad grave, de violación u incesto. Pero la comisión de Asuntos sociales lo rechazo. Pero eso me permitió de conocer las posiciones de cada uno de sus integrantes (representantes de distintas religiones, médicos, filósofos, trabajadores sociales, asociaciones feministas) y los argumentos que podrían pesar en el debate, los que había que guardar o los que podían bloquear inmediatamente el debate.

- ¿Por ejemplo?

SV : - Por ejemplo presentar el aborto como un derecho de las mujeres. Hay que recordar lo que era el contexto político. La izquierda votaría el texto si era liberal, Pero la derecha teniendo la mayoritaria. Es por eso que la intervención de un a mujer (de izquierda) en la comisión de Asuntos sociales del Parlamento explicando que era el derecho para la mujer de "disponer de su cuerpo" arriesgaba la votación. Esa tesis choco en muchos legisladores para quienes el aborto era sobre todo una situación de "desamparo".

- ¿Entonces, el feminismo militante del "Manifiesto de las 343 "prostitutas"" publicado el 5 de abril de 1971 la molesto?

SV : - No, para nada. Aunque el manifiesto afectó a mucha gente, tuvo el merito de hacer reflexionar. El manifiesto era fuerte, valioso. El mensaje era claro! Las mujeres decían simplemente: hicimos esto que esta prohibido, júzguennos! Creo que conmociono la opinión publica, era la idea que había una ley, que era hipócrita no podía seguir.

- ¿El trabajo de preparación hecho para las mujeres al inicio de los 70 tuvo un impacto?

SV : - Si, las mujeres jugaron un papel muy grande. Estuvo el manifiesto de las 343, la Choisir-La cause des femmes (un movimiento de "propaganda"), la Planificación familiar, el juicio de Bobigny contra Gisele Halimi, sostenida por personalidades como el premio Nobel de medicina, que ella supo llevar a nivel nacional... Otros movimientos mas comprometidos y voluntariamente provocadores, como el MLAC (Movimiento de Liberación del Aborto y de la Contracepción), que practicaban abiertamente abortos clandestinos me ayudaron a hacer votar la ley. Efectivamente, el presidente se había comprometido en su campaña a reformar la ley sobre el aborto "porque en un Estado republicano, cuando una ley lleva a tales disturbios al orden público, hay que reformarla". Tenía razón. Un ministro me había dicho: "un día vas a llegar a tu ministerio y vas a encontrar un comando del MLAC practicando un aborto en tu mesa de trabajo y que vas a hacer?”

- ¿Fue elegida para proponer esa ley porque era una mujer?

SV: - Quizás.

- Cuando el proyecto de ley llego en el Parlamento, hubo muchas protestas y descontentos. ¿Esperaba eso?

SV: Mi primera audiencia ante el la comisión parlamentaria había sido difícil. El movimiento internacional "Déjelos vivir" estaba haciendo una campaña virulenta contra el proyecto de ley. Habían mandado a todos los diputados centenares de folletos espantosos y fotos obscenas. Las presiones ejercidas sobre ellos y sobre la opinión estaban muy fuertes, suscitando un clima apasionante.

- ¿Recibió amenazas personales?

SV: Si, recibí correo abominable. Casi era siempre cartas acompañadas por cruces gamadas y por injurias antisemitas (Simone Veil siendo judia). Hubo también amenazas sobre mis hijos. No eran amenazas directas pero intimidaciones del estilo "puedan sus hijos conocer la suerte de esos pobres chicos que esta matando". Afortunadamente mis hijos eran ya grandes. Si habían sido mas jóvenes hubiera quizás reaccionado de otro modo.

- ¿Que recuerdo guarda de la sesión de la asamblea?

SV: No estaba segura que el texto sea votado como estaba pero tenía que evitar modificaciones que deformarían el espíritu. Esperaba explicaciones, un debate muy largo, a la salida incierta. La mayoría (de derecha) de la asamblea estaba muy dividida. El presidente había pedido que todos los ministros votaban el texto pero no estoy segura que lo hicieron todos.

- Durante esta sesión fue tomando una famosa foto donde parece llorar, la cabeza en las manos, el aire agobiado...

SV: Era las tres de la mañana, estaba muy cansada, exasperada por los
Incidentes, las interrupciones de sesión, pero no estaba llorando. Era insoportable, los insultos eran absurdas, sexistas, groseros... Pero no era cuestión de perder confianza ni de desanimarme. Fui decidida a pelear. Por otra parte en este momento del debate todo fue jugado. La Asamblea había votado todos los artículos los mas importantes.

- ¿Pero porque toda este odio de parte de legisladores?

SV: Era para algunos una oposición radical al texto dirigida contra mi, consideraba como responsable de lo que estimaban serian asesinados. Pero eran también reflejos machistas: era la primera mujer desde décadas defendiendo textos en el parlamento.

- ¿Que es lo que mas le choco?

SV: Algunos dichos de un legislador. Hablo sobre los hornos crematorios donde fueron introducidos muchos judíos.

- ¿No sabia que había sido deportada a los 18 años en Auschwitz?

SV: El solo hecho de atreverse a hacer referencia al
Exterminio de los judíos a propósito del aborto era escandaloso.

- ¿Pero usted recibió también muchos apoyos?

SV: Si, muchos legisladores me apoyaron. Por ejemplo uno (de derecha) que había sido medico en el campo y que hablo de su propia experiencia. También otro para quien era muy difícil de tomar esa posición porque era muy católico. Pero pronuncio un discurso magnifico que seguramente hizo cambiar algunos diputados. A las 3.40 am, la ley estaba votada con 284 votos contra 189. Fui a mi casa y en la calle encontré católicos que me esperaban para insultarme.

- Treinta años después, hay todavía 200 000 mujeres que practican el aborto cada año en Francia. ¿Es mucho o normal?

SV: Es mucho.

- ¿No es un fracaso de la prevención y entonces de la contracepción?

SV: La contracepción, no es simple. Es una disciplina de cada día que no es tan fácil de respetar por las mujeres que tienen vidas complicadas. Se olvida dos veces, tres veces y se encuentra embarazada. Después muchas chicas, sobretodo pobres, están muy mal informadas y no tienen la posibilidad de ir solas a ver un medico. Después el deseo, el amor no se dominan, un flirteo simple puede acabarse con relaciones sexuales imprevistas, sin precaución previa.

- ¿Para estas jóvenes, la píldora del día siguiente no seria una solución?

SV: No esta fácilmente disponible, no es bastante conocida, ni difundida. Las jóvenes no se atreven siempre a pedirla. Si queremos disminuir el numero de abortos, hay que hacer todo el tiempo campañas de información sobre la contracepción, sobre todo en las escuelas.

- ¿Años después, las mujeres le hablan todavía de su ley?

SV: Si. Lo que me asombra mas, es ver cuanto esto queda vivo y fuerte en los espíritus, particularmente entre los jóvenes, que muy a menudo se me acercan en la calle para agradecerme.

antisadomaso dijo...

Chris: a mi lo de negarle a una mujer el derecho al aborto con la excusa de que "se embarazó por calentura" me parece misógino, por supuesto, así venga de una chica joven y progre que muy probablemente ha tenido y volverá a tener sexo por calentura, cosa que no creo que le parezca mal. Me parece misógino porque le niega a la mujer el derecho a tener sexo por calentura (una buena razón para tener sexo, también para una mujer)sin tener que aceptar sí o sí ser madre si a consecuencia de esa calentura, de esa elección por un momento de placer con un hombre, se comienza a gestar en su cuerpo un embarazo. La chica además planteaba la obligatoriedad de ser madre como castigo no por la calentura misma sino por "no haberse cuidado", no por ser "una puta", sino "una distraida" o a lo sumo "una inmadura" que coje sin cuidarse. No me parece irrelevante destacar esto, porque supongo que el empoderamiento de las mujeres pasa también por ser dueñas y señoras de su propia sexualidad, de sus propias calenturas y de las consecuencias de las mismas. No me siento autorizado a suponer, esto sin negar de ninguna manera que en muchisimos casos hay una presión del varón para tener sexo en cualquier momento o sin cuidarse, que siempre las relaciones sin "cuidados" sean por una calentura unilateral del varón y por un descuido sólo de él. Tengo trato con muchas mujeres y veo que en ellas la sexualidad es mucho más autónoma que cuando yo era un adolescente y cualquier chica que tenia sexo por calentura era automáticamente UNA PUTA, ahora se admite perfectamente, al menos en la clase media, que las mujeres cojen por placer y es cada vez mas frecuente que sean ellas quienes tomen la iniciativa de tener sexo incluso casual con hombres. Aunque a mucha gente de diverso pelaje ideológico no le cierre, muchas mujeres encuentran placer sexual con o sin amor en las relaciones heterosexuales (tienen el derecho a encontrarlo, además) y no necesariamente se sienten presionadas por nosotros para ello, ni oprimidas durante la relación por nosotros, aunque sí confrecuencia dejadas solas luego en cuanto a las consecuencias, que se cargan exclusivamente sobre las espaldas de la mujer como si ella sola se hubiera embarazado: la invisibilización del varón que dice Zula, y que yo llamaría encubrimiento. Es curioso como en muchos matrimonios o parejas el hombre aún se siente con cierto derecho a decidir sobre el cuerpo de su compañera, tanto si se produce un embarazo por un descuido suyo o de ambas, y lo que quiere el hombre es no tener un hijo con ella en ese momento, como cuando ella quiere usar metodos anticonceptivos o no quiere cojer sin forro y el se opone. En este sentido hablo de derecho de la mujer a su propio cuerpo y a que nadie mas decida por ella si va aser madre o no, ni el padre, ni la madre, ni el marido ni nadie, ni el estado, ni los planes de salud reproductiva, NADIE. y ESTO ES LO QUE ESTA GENTE NO ENTENDÍA e incluso consideraban que en el caso de una mujer en pareja, incluso si su pareja era otra mujer, continuar o no el embarazo era una decisión "de la pareja" antes que de la mujer misma. En este sentido coincido con Vero en que el aborto es una acción radical, revolucionaria, que situa a la mujer como sujeto autónomo que decide sobre su sexualidad, sobre su maternidad, en definitiva sobre su propio cuerpo es decir sobre sí misma. Por otro lado, me parece que bajando todavía mas a un plano mas material mas concreto, tiene toda la razón Zula en el costado crudo y traumático del aborto y en que lo que lo rodea por lo general es justamente la falta de opciones, y que ninguna mujer (o casi) ni aún allí donde el aborto es legal hace décadas llega al quirófano chocha de la vida de abortar. No soy mujer pero puedo empatizar bastante en que hacerse un aborto no es ni ahi sacarse una muela, salvo tal vez si es a los pocos dias de gestación, y hasta ahí. Coincido totalmetne con vos al respecto Zula, si no saqué a colación esto es porque me interesaba resaltar, justamente, la extracción clasemediera y la ideologia liberal semiprogre ilustrada de la mayoria de las mujeres participantes en esta charla familiar. Mas tarde conversando con un muchacho joven se lo comenté y el que esta a favor totalmente del aborto me dijo: "deciles q vayan a los barrios marginados a enseñar como se usa un preservativo y como se usan las píldoras" porque el tema de las mujeres pobres salió en la charla pero se notaba que para ellas era chino básico, o poco menos, no lograban situarse en ese lugar. Creo q las dos dimensiones: soberanía de la mujer sobre su cuerpo y acto humanitario para salvar la vida de las mujeres, no debieran excluirse entre sí. Por otra parte, y esto puede resultar álgido, y que quede claro que ESTOY A FAVOR DEL DERECHO AL ABORTO: un aborto no es lo mismo que sacarse una muela no sólo por todo lo traumático que tiene para una mujer como bien lo ha expuesto Zula, sino porque, Chris, soy tan pro-derecho al aborto como Vos pero un embrión humano no es un renacuajo ni un pollo, y estar embarazada no es igual que lidiar con un estanque de batracios o tener que sacrificar un ave de la granja. Mas allá de la consideración no solo jurídica sino tmb antropológica acerca del status del embrión en cuanto a qué tipo de vida es, sostengo que en todo caso es un tipo de vida que no se puede equiparar a la vida de la mujer que la sustenta y sin la cual esa vida no existe. En tal sentido eliminar un embrión humano, un proyecto material en curso de ser humano, como quieran llamarlo, no es un homicidio pero tampoco es lo mismo que una simple cirugía o un deshacerse de organismos molestos ajenos totalmente a lo humano. Y considero que las personas que afirmamos el derecho de la mujer a ser madre o no, a abortar o no, tenemos que hacer frente a este debate y "ganarlo", no solo con slogans sino con argumentos y convicción , intentando aunque cueste razonar con quienes piensan diferente y, vamos! no solo nosotr@s pensamos, l@s de la otra vereda ( mi vieja, mi hermana, tu vecina, gente no tan terrorífica, o sea) también piensan, y no repiten siempre como loros sino que con sus ideas y sus convicciones buscan fundamentar su posición. Creo q si l@s menospreciamos estamos desaprovechando la oportunidad de hacerl@s entrar en razón, lo cual no es imposible. Yo mismo he sido hace varios años antiabortista convencido, empecé a abrir mi cabeza a otros discursos, debatí, y cambié de idea. Incluso existen grupos como Catolicas por el Derecho a Decidir, por ejemplo. La discusión sobre el status antropologico del embrión humano no me parece ociosa, mas allá de tener una posición tomada en favor del derecho de la mujer a decidir y A VIVIR, y no me parece sensato desestimarla. Hay que demostrar y convencer que no se trata de un crimen, y por otro lado hay que joder para que se creen las condiciones materiales necesarias para que el aborto sea un recurso extremo cuando ha fallado toda la contracepción elegida y puesta en práctica por la mujer y en segundo lugar por el varón, y para que cuando deba realizarse sea en lo posible, por decirlo así, al día siguiente de la anidación del ovulo fecundado. Mientras tanto y mas allá de distintas concepciones, sigamos rompiendo las bolas para que se legalice.

Marians dijo...

Que debate se armó. Van algunas impresiones:

1. ¿Qué onda el festival? Como dije antes, me recato un poco antes de opinar, porque me da algo de vergüenza hacerlo. Tengo que caminar mucha calle antes de poder decirle a muchas de las mujeres que armaron ese festival si estuvo bueno o malo. Pero dejo algunas breves opiniones para sumar al debate. Coincido con Zula en que el festival fue un hecho político bastante intrascendente, aunque reconozco que quizás haya que esperar un poco más para una conclusión de este tipo. Intrascendente, al menos para “el afuera”. Por un lado, los medios de comunicación apenas lo levantaron. Por otro lado, en términos de debate parlamentario esta es una mala época y el Congreso está a punto de cerrar por vacaciones. Finalmente, ya conversamos sobre lo tibio del discurso, la no mención de la palabra aborto, la no interpelación directa a nadie (ni a la Iglesia, ni a lxs parlamentarios, ni a alguien con algún poder de decisión).

Hacia “el adentro”, el festival quizá motive discusiones profundas sobre estrategia, efectividad, enfoque, etcétera. Estar tan lejos de que exista aborto legal, seguro y gratuito en Argentina ofrece todos los incentivos posibles para discutir más y mejor sobre esto. Acá nadie tiene una carta ganadora para mostrar. En el festival había gente que toma la calle para exigir el derecho a abortar, gente que marcha, gente que litiga judicialmente para exigirlo, gente que presenta proyectos de ley, gente que trabaja a nivel médico, gente que promueve políticas de reducción de daños, gente que apela al escrache y la denuncia, etcétera. Arco iris de estrategias muy diferentes y costosas (y hablo de un concepto amplio de costo), y ninguna funciona!!. A cien años de tener un Código penal con algunos abortos disponibles y a cien años de no poder ni siquiera acceder a esas excepciones, es bueno hacer cierto balance. Y eso que son unas malditas y mugrosas excepciones, y ni siquiera eso podemos lograr.

2. Y si, lxs artistas fueron el fiel reflejo de la sociedad. Pero, en un acto de este tipo, deberíamos esperar otra cosa. No deberíamos reflejar allí a la sociedad como un todo. Deberíamos tomar a esa parte de la sociedad que no tiene miedo de decir aborto, que no tiene miedo de decir que las mujeres se mueren por culpa de personas con nombres y apellidos (si, señores y señoras legisladores/as, médicos/as, jueces/zas, madres, padres: esas mujeres se mueren por su culpa, ustedes las están matando, las matan a cara descubierta y no están en ningún registro de asesinos/as). Esa es la parte de la sociedad que uno debe buscar en un festival que tiene un objetivo político claro. Esa parte de la sociedad que puede hablar sin condicionamientos, sin ambigüedades. Un festival para pedir aborto no tiene que reflejar a la sociedad, tiene que reflejar a lxs que hacen de esa causa un aspecto importante de su vida, precisamente contra otra buena parte de la sociedad que hace lo propio, pero en sentido inverso.

3. Misoprostol, misoprostol. Obvio que el misoprostol, a secas, no es el mejor abortador y eso lo saben mejor que nadie quienes cantan. Pero yo no me pondría así de exigente con un cántico. En todo caso, el problema no está atado a la veracidad del cántico (casi ningún cántico para el test de la certeza científica - si el papa fuera mujer, vaya uno a saber si el aborto sería ley, por ejemplo-). El problema es otro y tiene que ver con si esa es una consigna eficaz en el marco de la lucha por el aborto, si logra los objetivos que pretenden las siempre caricaturescas canciones de protesta, etcétera. Ese canto me produjo muchas sensaciones que podemos conversar en algún momento, pero la veracidad/falsedad de la consigna fue de las que menos me llamó la atención.

3. Carlos, hay muchísimas reflexiones alrededor de lo que contás de ese grupo de amigxs con posiciones restrictivas en materia de aborto. La base argumental para responder es enorme. Hipocresía, falta de empatía, clase/raza, autoritarismo, falsa consciencia y alienación, la idea de guión que señaló Chris, etcétera. No obstante, dejo sólo una reflexión muy compleja, pero expresada en términos breves y simples: la prohibición/penalización del aborto es una forma más dentro de las muchas que existen para que las libertades de las mujeres sean más restringidas que las de los varones. Los cuerpos de los varones no son reclamados por la iglesia, por el Estado, por los defensores de menores, por las mujeres o por otros varones. Los cuerpos de las mujeres sí están intervenidos por todos lados. En esos términos, la lucha por el aborto es parte de una lucha emancipatoria. Parte de la lucha para sacar a todos los intrusos que hoy discuten arriba del cuerpo de las mujeres y sólo de las mujeres. La lucha por el aborto no asume que todas las mujeres están a favor del aborto (ni en términos personales, ni en términos de política de Estado), tampoco asume que todas las mujeres están representadas en esa lucha ni que las mujeres son un todo uniforme. Lo que sí asume es que tiene objetivos emancipatorios que necesariamente van a impactar en la vida de todas las mujeres, porque la colonización que pretende abolir esta sexualizada.

Besos!!

Marians dijo...

Acá en la página de las Baruyeras puede verse el video que no pudo pasarse en el Festival:

http://baruyoaldia.blogspot.com/

Una apostilla. Las personas que hablan le entran al tema del aborto por diferentes lugares (la autodeterminación, la salud, la vida de las mujeres), pero dentro de esos abordajes es sólo tangencial la mención a la discriminación y a la existencia de la penalización del aborto como un dispositivo (uno más) de control y dominación del cuerpo de las mujeres que tiene como resultado una posibilidad dispar, diferencial y asimétrica de mujeres y varones para guir sus propias vidas. El aborto no sólo es un tema de libertad y de salud, es un tema de igualdad, de no discriminación y de no sometimiento de géneros.

Besos!

M.