sábado, 22 de agosto de 2015

EL FALSO VIAGRA PARA CHICAS (HETERO-CIS-SEXUALES)



Siempre que la industria farmacéutica investiga, produce  y comercializa  una nueva  píldora    para  afectar la sexualidad  de las mujeres cis-sexuales a nivel molecular y modificar químicamente su cuerpo hay que sospechar.
Por ejemplo, para entender y  dimensionar el grado de misoginia  de la industria farmacéutica hetero-cis-patriarcal  podemos comparar     la  historia política de cada píldora producida  para las mujeres y varones cis-sexuales. 
Comparemos, por ejemplo, los tres pares de píldoras más famosas de los últimos 50 años: 1) la píldora anticonceptiva femenina vs. la no la píldora anticonceptiva masculina, 2) el viagra vs. el misoprostol, 3) el viagra masculino vs. el falso viagra femenino.

1) La píldora anticonceptiva femenina vs. la no la píldora anticonceptiva
Los contraceptivos hormonales  femeninos se inventaron en 1960. Desde 1960 las mujeres, especialmente blancas y de clase media, no han dejado de  tomar la “píldora” para regular su fertilidad. Pero todavía hoy no existen anticonceptivos hormonales  para varones;  ¿cuál es el verdadero obstáculo científico para que la anticoncepción hormonal masculina todavía no se haya inventado?; ¿ será la testosterona biológicamente más esquiva que la progesterona y los estrógenos?; ¿será la ovulación mensual más fácil de regular  que la producción diaria de espermatozoides?. No, para nada, en cambio  el control exclusivo de los varones sobre el conocimiento, los procesos de investigación científica   y los  mercados es la principal causa para  explicar  el retraso  de 50 años en la producción  y comercialización de  la anticoncepción hormonal para varones.

 Consecuentemente, hace medio siglo  que son las mujeres las  que tienen que usar la píldora: ir a buscarlas, pagarlas,  y acordarse de  tomarlas todos los días de cada mes. Hace 50 años que las mujeres son las únicas  responsables de la anticoncepción hormonal. Las empresas farmacéuticas de punta ya están experimentando y pronostican que en muy poco tiempo la píldora masculina va a salir al mercado. Eso dicen desde hace mucho tiempo.


2) El viagra vs. el misoprostol
Algunas semejanzas y diferencias entre el viagra para los varones y el misoprostol para las mujeres. Y nada es casualidad, todo el político.

Semejanzas: Las mujeres que usan misoprostol para hacerse un aborto seguro en todo el mundo y los medicxs uruguayos que bajaron la mortalidad por aborto inseguro a cero lo describen como un medicamento “milagroso”. El laborario Pfizer que patentó el viagra y ya ganó 2.000 milllones de dólares lo define también como un negocio “milagroso”.

Diferencias: el Viagra fue descubierto por casualidad cuando Pfizer buscaba desarollar un medicamento para controlar la angina de pecho. Cuando se dieron cuenta que el viagra no era mejor que otros medicamentos similares quisieron retirarlo del mercado pero los pacientes se negaron a dejarlo porque habían vuelto a tener una erección después de muchos años de no tenerla. Hoy sólo en USA se hacen  10.000 recetas de viagra al día.
El misoprostol fue descubierto por las mujeres de América latina porque era un medicamento aprobado como protector gástrico pero contraindicado para las embarazadas porque producía abortos. Con el tiempo la Organización Mundial de la Salud (OMS) lo declaró un medicamento esencial para la salud de las mujeres en todo el mundo por su efectividad y seguridad.  Pero en varios países como  Brasil está prohibido vender en las farmacias, y en otros paises muchos médicos, funcionarios públicos, políticos y periodistas siguen insistiendo en que sólo está aprobado como protector gástrico.

Ültima diferencia: si sos varón y vas a comprar viagra a una farmacia sin receta lo más probable es que te lo vendan en el primer intento. Pero si sos mujer y vas a comprar misoprostol sin receta lo más probable es que te miren con cara de orto,  no te lo vendan, y tengas que recorrer 10 o 20 farmacias hasta conseguirlo.


EL viagra masculino vs. el falso viagra femenino
Brevemente, el viagra masculino trata un problema físico, la disfunción eréctil (querer y no poder), o sea que no induce el deseo sexual masculino, sino que mejora el flujo sanguineo hacia el pene, produciendo una erección. Se toma una sola dosis por  relación sexual, cada vez que el varón  desea tener una erección.
El falso viagra femenino, que es una droga que se llama Flibanserin y se comercializa como Addyi,  en cambio trabaja sobre el sistema nervioso central para inducir el deseo  que se produce en el cerebro de las mujeres (poder y no querer). Y , en cambio,  se toma cada noche y sus efectos comienzan a sentirse  a las cuatro semanas, llegando  al máximo de efectividad  a las 8 semanas.
Entonces, cuando los varones quieren tener una erección pero  no pueden, por la razón que sea, el viagra bombea sangre al pene y lo erecta. Pero cuando las mujeres pueden pero no tienen deseo sexual, por todas las razones posibles, el Addyi modifica el balance químico del cerebro, incrementando  el deseo sexual.  
Conclusión: cuando se quiere incrementar  el deseo sexual femenino, modificar el cerebro de las mujeres es  mucho más fácil y efectivo que intentar modificar el régimen hetero-patriarcal. 

No hay comentarios: