sábado, 22 de enero de 2011

LIBERTAD ANAL





La metáfora sexopolítica más punk y redistributiva del 2010 fue sin duda expresada por Violencia Rivas cuando nos dijo a los varones:

***El que habla es tu falo***

Porque cuando el falo habla, el ano calla.

El falo habla, escribe discursos, sanciona normas, y fija el precio del mercado, entre otras muchas actividades productivas. Mientras el ano calla.

El falo es un sujeto público, habla y se habla de él.

El ano es un objeto privado, no emite sonidos y nadie habla de él.

El falo es pura masculinidad.

El ano no tiene género, no es ni masculino ni femenino.

Para los varones que buscamos deconstruir nuestra masculinidad, liberar el ano es una acción política prioritaria. Por eso quiero compartir con ustedes mi programa político para el 2011.

Primero: ¿cómo saber si aún tienes ano?

Segundo: ¿Cómo escribir con el ano (en caso de que aún lo tengamos)?

Tercero:¿ Cómo relacionarnos a través del ano?

Cuarto: ¿Cómo podemos aprender del ano?

Quinto: ¿ Cómo hacer la revolución anal?

Para empezar: ubiquemos al ano como centro de producción de nuestro placer. Probemos desplazar el falo a un segundo lugar. O a un tercer lugar, después de la boca, las manos, la piel, la lengua. Busquemos nuestro propio ano. Reconozcamos su forma. Escuchemos su voz. Frotemos ano-con-ano.

Liberemos nuestros anos.



(*) Este programa político esta totalmente inspirado en Terror anal de B. Preciado.


No hay comentarios: