sábado, 25 de julio de 2009

LOS PROSTITUYENTES SOMOS DERECHOS Y HUMANOS




Hay prostituyentes de todo tipo; y podemos  ubicarlos   en un continuo de estereotipos que van desde el prostituyente  misógino y violento  en un extremo, hasta el activista de derechos humanos en el extremo opuesto.

De acuerdo con uno de los estudios más extensos sobre perfiles  de  prostituyentes*, el estereotipo más común es el varón que teme y odia a las mujeres. Son los varones  que responsabilizan a  las mujeres de sus fracasos personales y también de la pérdida de valores sociales tradicionales vinculados al machismo. Son en general violentos, verbal y físicamente, y por lo tanto son fáciles de identificar.

Pero existen prostituyentes más sutiles, que argumentan a favor de la prostitución desde los derechos humanos. Los argumentos son varios y en la práctica terminan por influir en las políticas a favor de la reglamentación de la prostitución. Desde este punto de vista, la regulación sería una opción a favor de las mujeres por dos razones: porque es un derecho que tienen cualquier  mujer el de poder optar por la prostitución como cualquier otra forma de trabajo legal, o porque es una estrategia  efectiva  para   la reducción de daños.

El primer argumento supone que la prostitución implica una relación sexual consentida entre adultos y que por lo tanto el Estado no debe prohibirla. El segundo argumento supone que las mujeres que se prostituyen se volverán más autónomas, saldrán de la prostitución callejera a la prostitución a puertas cerradas  y   podrán gerenciar sus propios negocios.

Con respecto al primer argumento y desde la perspectiva de los derechos humanos de las mujeres, la prostitución es una expresión absoluta del poder masculino frente a las subordinación y falta de opciones  de las mujeres (porque son pobres/negras/indígenas/travestis/inmigrantes/etc.)

En la mayoría de los casos donde los varones vemos una relación sexual consentida, lo que hay es una relación en la cual una mujer  mantiene una relación sexual no deseada con un varón que no conoce, y  finge placer, por el simple intercambio de dinero, o comida o un lugar para dormir. Llamar a esto una relación sexual consentida implica ignorar la fundamental desigualdad de poder entre varones y mujeres. La prostitución es por sobre todas las cosas una forma social y sexual de subordinación.

En cuanto al segundo argumento, en los  principales  países donde la prostitución se legalizó, con diferentes niveles de regulación, los objetivos no se cumplieron**. Por el contrario, la prostitución aumentó en todos las facetas de la industria del sexo, se descubrió un mayor coordinación  entre  el crimen organizado y  la industria del sexo, aumentó la prostitución infantil y el tráfico de mujeres,  y finalmente aumentó la violencia contra la mujeres. O sea: lejos de reducirse, los riesgos aumentaron.

Los relatos de las mujeres que sobrevivieron a la prostitución y las estadísticas demuestran que la prostitución  les permite a los varones ejercer poder y control sobre las mujeres de un modo    inadmisible en otras esferas de nuestra vida social; y (obviamente) totalmente incompatible desde una perspectiva de derechos humanos.

 

* Bouamama, S. (2004), “L’homme en question. Le processus du devenir-client de la prostitution”, Report of the Mouvement du Nid, Mouvement du Nid- IFAR , Paris.

** Bindel, J. and Nelly , L. (2003) “A Critical Examination of Responses to Prostitution in Four Countries: Victoria, Australia; Ireland; the Netherlands; and Sweden” , Child and Woman Abuse Studies Unit, London Metropolitan University.

23 comentarios:

antisadomaso dijo...

Concuerdo plenamente con lo que se expresa en esta entrada, y aprovecho para comentarles que acá en Tucumán con un par de compañerxs de la facu de Ciencias de la Comunicación estamos intentando agitar y abrir un nuevo espacio de debate y activismo en torno a la temática de género y diversidad afectivo-sexual.
Uno de los ejes sobre los que queremos trabajar es justamente la puesta en crisis de la masculinidad hegemónica legitimadora de la violencia sexual contra las mujeres ejercida a través_por ejemplo_de la prostitución.
Hemos detectado la próxima apertura de una "whiskería" en una zona casi céntrica de la ciudad, y queremos expresar nuestro repudio y buscar maneras de generar conciencia en la población:

"Voy a hacer de tu mamá, tu hermana,tus hijas mis PUTAS"

Esto es lo que dice el dueño de "DARK NESS". La nueva jaula de hierro que se esta construyendo bajo nuestras narices. ¿Donde? En la calle Uruguay 1058 detras del Carrefur de la Sarmiento.
Quieren inagurarlo el jueves 30 de agosto. No lo permitamos.
No seamos complices del sometimiento, la vejacion, el ultraje de las mujeres.
No seamos complices del sistema prostituyente. No seamos los fiolos que permiten campos de concentracion a cielo abierto.
Visibilicemos estos lugares, pero por sobre todo visibilicemos al prostituyente. Sin prostituyentes no hay prostitucion.
Pasa este mail. Juntemos fuerzas. si ellos "tratan nosotros podemos".
Unite al repudio enviando tu queja al gobernador de la provincia y solicitando que se detenga este aberrante emprendimiento que vulnera los derechos de todas las personas y atenta contra una comunidad que quiere la equidad de genero y el respeto por los derechos humanos
gobernador@tucuman.gov.ar
También a los legisladores de la oposición:
legisladorcano@hotmail.com

Sonia Sanchez dijo...

LOS PROSTITUYENTES SON
TORTURADORES
Y
HUMANOS


la puta

Marians dijo...

La gente de Darkness ya ni apela a la metáfora...

Respecto al enfoque prostitución = trabajo, me resulta también interesante otro argumento al que siempre se echa mano, que viene de refuerzo cuando el resto flaquea.

Entradas atrás Chris mostraba algunos datos estadísticos que desvirtúan la idea de consentimiento, básicamente: se entra a la prostitución (y se queda en ella) por condicionamientos y privaciones, allí tienen lugar múltiples afectaciones a la salud y a la integridad psicofísica, y la gran mayoría abandonaría esa situación si pudiera.

Frente a esto, no falta el que dice: "bueno, pero también trabajar en una hamburguesería es horrible, causa daños y la mayoría quiere dejarlo", "o muchas otras formas de trabajo precarizado", "o laburar de tal o cual cosa (piensen en trabajo socialmente poco prestigiados)".

Esta muletilla siempre aparece como refuerzo ante la claridad meridiana de algunos datos. Esta muletilla para mi tiene por lo menos dos efectos.

El primero es el de naturalizar el problema hasta disolverlo, porque es parte del paisaje, porque es común, porque estamos acostumbrados. El efecto "no pasa nada, es así".

El otro efecto es el de extender y generalizar tanto el problema al punto de que sea inabordable, titánico. Transformar la lucha contra la prostitución en la lucha contra el capitalismo y todas, absolutamente todas, las formas de opresión, sin distinguir las particularidades y consecuencias de unas y otras y, principalmente, sin identificar aquellas que tienen base en la subordinación de géneros.

En un terreno u otro, te garantizan una vida de explotación, o te acomodás dentro del paisaje o esperas que llegue tu turno dentro de una agenda que no promete resultados.

Besos,

M.

Chris dijo...

El argumento es asombroso y más complejo de lo que parece. En general, como dice Marians, sirve para englobar todas las luchas contra la opresión en la mega lucha contra el capitalismo.
Pero, y esto es lo asomboroso en cuanto al grado de misoginia que rodea a la prostitución, mientras que en general nadie duda de que las personas que están entre la grasa de las papafritas y el olor de las hamburgesas desean fervientemente otro trabajo, se piensa lo contrario de las putas.
O sea, uno entra a Burger King y lo primero que piensa es: estos pibes y pibas deben odiar este laburo asqueroso. O por el contrario, a nadie se le ocurriría decir que están ahí porque les gusta o lo eliegieron.
Pero cuando la mayoria de las personas, incluyendo a amigos, hermanos, funcionarios públicos, activistas de DDHH, etc, ven a una puta dicen: "si se para en la esquina es porque quiere"
En síntesis: las hamburguesas son intolerables, pero los penes, en cambio, no están tan mal.

Chris dijo...

El argumento es asombroso y más complejo de lo que parece. En general, como dice Marians, sirve para englobar todas las luchas contra la opresión en la mega lucha contra el capitalismo.
Pero, y esto es lo asomboroso en cuanto al grado de misoginia que rodea a la prostitución, mientras que en general nadie duda de que las personas que están entre la grasa de las papafritas y el olor de las hamburgesas desean fervientemente otro trabajo, se piensa lo contrario de las putas.
O sea, uno entra a Burger King y lo primero que piensa es: estos pibes y pibas deben odiar este laburo asqueroso. O por el contrario, a nadie se le ocurriría decir que están ahí porque les gusta o lo eliegieron.
Pero cuando la mayoria de las personas, incluyendo a amigos, hermanos, funcionarios públicos, activistas de DDHH, etc, ven a una puta dicen: "si se para en la esquina es porque quiere"
En síntesis: las hamburguesas son intolerables, pero los penes, en cambio, no están tan mal.

Baruyera Entremeses dijo...

Ustedes disculpen pero yo hace tiempo que ni dialogo con la gente que sostiene esos argumentos. Son tan insostenibles que me parece un insulto a mi inteligencia y a mi trabajo cotidiano.
Quienes sostienen argumentos a favor de la prostitución estan defendiendose a si mismos en este sistema hetero-capitalista-prostituyente. No vamos a convencerlos de nada. Alguna vez decidi respetarme a mi misma y dejé de maltratarme en ese diálogo imposible.
Prostituyente es torturador y quienes los protegen son complices.
Vero

antisadomaso dijo...

Sí, es como dice Vero, en esto lo titánico sería dialogar con la gente que aboga por el "trabajo sexual", no hay lugar para el diáolgo. Es como si yo que tengo familiares desparecidos me pusiera a dialogar sobre el tema con gente del partido de Patti. Acá lo que hay que hacer son intervenciones públicas a todos los lugares de prostitución, no sé como pero hay que presionar para instalar el tema en la agenda y empezar a hacer algo más concreto por abolir esta forma de esclavitud.
Yo sí creo que hay una gran diferencia entre laburar en una panchería y "laburar" en la prostitución, y mas que creerlo lo sé porque lo viví en carne propia, sé que no es lo mismo laburar en algo que alquilar tu cuerpo para que otrx lo use por un rato y lo descarte. Hay una diferencia muy grande entre hacer algo que será una mercancía y ofrecerse unx mismx, ofrecer la sexualidad de unx, como mercancía. La prostitución de hombres en ambientes gays tampoco es algo que se haga por vocación o placer, sino por un montón de condicionantes que llevan a eso, aunque obviamente es muy diferente a la situación de las mujeres prostituidas porque en este caso se le suma la dependencia del fiolo, lo cual muestra que la relación de dominio/sumisión es algo estructural a este sistema, y se concreta en el plano sexual en la dominación material y simbólica de la clase de los varones sobre la clase de las mujeres.
Hasta en lo referido a la prostitución las mujeres que se prostituyen sufren el doble de opresión que los varones que se prostituyen, además de ser abismal la diferencia en números: la inmensa mayoría de quienes se prostituyen son mujeres o travestis, y la inmensa mayoría de los prostituyentes son hombres.

Poly dijo...

Que asco que la gente siga pensando que la mujer se prostituye "poruqe le gusta" =(

Mujer Rebelada dijo...

Aunque el debate en el fondo es asqueante, por los argumentos de los prostituyentes y sus cómplices, alguien tiene que darlo, porque sino siempre va a existir un discurso hegemónico, único y naturalizado.
Zula

antisadomaso dijo...

...pero dar el debate, es dialogar con lxs que sostienen abiertamente la prostitución?

Mujer Rebelada dijo...

Entre los que sostiene la prostitución y los que no hay un sin fin de gente que no tiene una postura definida. Hace unos meses me invitaron a un universidad de La Plata para hablar de Trata y comunicación el panel estaba integrado entre otras personas por la secretaria general de AMMAR CTA La Plata. Ella hablo sobre la mejor situación que vivían al ser consideradas trabajadoras sexuales cuando me toco mi turno no pude hablar sobre la prostitución.

Luego se armo un debate interesante donde jóvenes varones universitarios atacaban mi postura porque ellos eran democráticos, entraban perfectamente en la descripción que hace Cris en su articulo. Me enoje mucho y le respondí a uno de ellos que defendía con más fervor esta postura: “Si te parece tan copado porque no te paras en la esquina y te dejas que te rompan el c… después hablamos sobre prostitución, democracia y toda esas estupideces prostituyentes”. Por supuesto él siguió sosteniendo sus argumentos, pero paso algo increíble entre las mujeres que estaban en la sala, se pararon y comenzaron a aplaudir y le gritaban: Anda párate en la esquina!!!

Que pasó ese día en la universidad: el único discurso que lxs estudiantes habían escuchado sobre prostitución era el de CTA: la mujer en prostitución es trabajadora, creían que la reglamentación era una posibilidad de dignificación. Escuchar otra versión sirvió para que muchos y muchas empezaran a reflexionar sobre el real significado de la prostitución y la violencia que encierra.

Zula

Juan.- dijo...

Interesantes debates y meta-debates. Aportando a meta-debate creo que es necesario - aunque requiere una paciencia enorme - dar el debate sobre prostitución, animarse a los (pésimos) argumentos que nos tiran y desmenuzarlos, desnudarlos y destruirlos con las pocas neuronas que hacen falta para ello. Así, el "prostitiyente derecho y humano" se quedará literalmente en pelotas (o quizás en ovarios, no sorprendería a nadie) y deberá afrontar que detrás de tanto discurso democratico no hay más que androcentrismo y pensamiento misógeno.

Aporto algo que me parece interesante como punto de partida entre la diferencia vendedor de hamburgesas/prostituta: la forma en la que se vive la sexualidad es particularmente constitutiva de cada ser humano. Si aceptamos eso, tendriamos que preguntarnos cuánto y cómo afecta a una prostituta su "sexualidad" comprada, violentada, amenazada, torturada y deshechada/ble.

saludos!

juan

Juan.- dijo...

che,
¿qué opinan del segundo argumento en contra de la prostitución de M. Sandel, acá: http://philosophybites.libsyn.com/index.php?post_id=485229 ?

La idea es basicamente que para permitir que el mercado se instale en una actividad humana no basta con que no haya coerción (lo que en el caso de la prostitución está tan pero tan claro que mejor ni explicarlo) si no que también hay que pensar cuales son las consecuencias (las marcas) que deja el mercado en esa actividad (el sexo y la forma en que pensamos nuestrxs cuerpos en este caso).

saludos!

catalina dijo...

Me autorizo a decir que el varón que teme y odia a las mujeres es, en un gran porcentaje de casos, HOMOSEXUAL. Lamentablemente para él, sin conciencia de serlo.

Supongo que la referencia a los más sutiles alude, por ejemplo, a la CTA.

"La prostitución como otra forma de trabajo legal..."

ME DA ASCO.

Conocen Uds. alguna organización sindical (o no sindical) de varones que ofrezcan "legalmente" como modalidad de trabajo digno la "satisfacción" o "asistencia social" a mujeres que por una u otra razón no tengan "sexo en casa" o quieran tenerlo "afuera"?

Y, además, lo consideren como un "trabajo", por el cual algunas mujeres pagarían?"

Si lo conocen, cuénteme, porque sería interesante.

Y,otra pregunta que me surge cuando pienso en estas realidades.

No deberíamos preguntarnos qué carajo es una "relación sexual"?

Hay uno? Hay dos? Hay tres?

Obvio que si dos personas tienen sexo (dejando afuera a la prostitución) hay, por lo menos, corporalmente dos. Pero estamos seguros de que no hay TRES?

Uno, dos, y la cultura que nos indica qué, cómo, y cuándo hacer.

Y cuando digo cultura, en este contexto, pienso en hegemonía y patriarcado.

El riesgo de escribir en estos foros, compañer@s, es siempre el mismo: terminar en una especie de paja colectiva que nos satisface a nosotros mismos pero no nos dirije hacia aquellos/as a los que queremos llegar.

Disculpas por la incredulidad.

antisadomaso dijo...

Coincido con Cartalina en cuanto al riesgo de escribir en estos foros, pero tmb creo q la ventaja de poder hacerlo es que podemos despertar/nos la inquietud de pasar a los hechos de alguna manera y tratar de incidir en la realidad, ¿qué se te ocurre? o sea...

trebolxs dijo...

http://hojasdetrebol.blogspot.com/

Amigxs bloggers locales y visitantes:
Con el colectivo de genero y diversidad Hojas de Trebol hemos creado otro blog, nuestra primera entrada es sobre prostitución, nos interesa fortalecer cada vez mas el abolicionismo radical, frente a los debates que se vienen con los legitimadores del fiolismo y la política agresiva y seductora del "trabajo sexual", lxs invito a dejar sus comentarios en esta nota que le hicimos a la dra. Elizabeth Noli, una de las abogadas de la Fundación María de los Angeles en Tucumán (de Susana Trimarco, la mamá de Marita Verón) y experta en derechos humanos:
http://hojasdetrebol.blogspot.com/2009/08/entrevista-elizabeth-noli.html

aah! soy Carlos (Antisadomaso hasta la muerte)

trebolxs dijo...

http://hojasdetrebol.blogspot.com/

amigxs bloggers: con el colectivo de genero y diversidad hojas de trebol hemos creado un nuevo blog, y nuestra primer entrada es sobre prostitución. Nos parece importante fortalecer cada vez mas el abolicionismo radical frente a la presión ejercida sobre la sociedad por lxs promotorxs del fiolismo (movimiento gaystream incluido, y no en segundo plano)y la política agresiva, silenciadora y desinformadora del "trabajo sexual" (gran parte del movimiento queer mediante)
Lxs invitamos a dejar sus comentarios en esta entrevista que le hicimos a la dra. Elizabeth Noli, abogada de la fundación Marita Verón y experta en derechos humanos:
http://hojasdetrebol.blogspot.com/2009/08/entrevista-elizabeth-noli.html

aah, soy Carlos (antisadomaso hasta la muerte)

antisadomaso dijo...

Prsotitucion, porno, abuso sexual, violacion, en fin, toda forma de violencia sexual se entrelaza con las otras y estan todas intimamente ligadas a la supremacia masculina, a la opresion de genero, asi que lo que voy a decir no es descabellado, y es una "blogeada abierta" a alguien que a mi entender no tiene un corno que hacer en sitios como este: la señora o señor Naty Menstrual, ahi va:

"que lo pario, que cagada que hasta en sitios feministas como Masculinidades en Deconstruccion esta incluida esta mierda que escribis, esta coleccion de la pornografia mas vomitiva con los estereotipos mas denigrantes.
"Gracias" a tu mierda voy a tener que retirar un blog copado de mi lista de blogs, no quiero contribuir a llenar de mierda la cabeza de la gente.
No entiendo como le dan cabida a un pornografo prostituyente como vos en sitios que dicen activar por la equidad de genero y contra el sexismo"
REBELDES! NI PUTOS NI SUMISOS!
Amigos, lo de ustedes es deplorable, al incluir a promotores del porno en su lista de blogs recomendados comienzan a borrar con el codo lo q escriben con la mano.
Que cagada, la verdad...

Marians dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Marians dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Marians dijo...

Estimadxs,

Por razones estrictamente personales, desde julio hasta nuevo aviso no me deconstruyo a través del blog sino en privado, lejos de la mirada pública, y por consejo de quien más se quiere -yo mismo-. Volveré cuando me haga bien.

Mientras tanto, lxs seguiré mirando, aprendiendo y repensando(me) desde el ostracismo, resolviendo contradicciones, eliminando inconsistencias y definiendo quien quiero ser en este tránsito y como encarar(me) en ese proceso.

Muchas gracias.

Marians dijo...

Desde el exilio blogal y emocional,

1. Estaba pensando sobre ese segundo argumento de Sandel. A mi siempre me hizo pensar mucho como articular por un lado la condena a la marca de los cuerpos y, por otro lado, la necesidad de que esas marcas no sean indelebles, para que podamos seguir viviendo.

Saliendo de este tema y yendo hacia algo más general: cuando tomamos consciencia de las violencias que reproducimos (y hablo en primera persona, porque, como decía una persona el otro día "soy un ladrillo más en la pared), por un lado mejoramos nuestras posibilidades de trabajar con ellas, pero también se nos hace más complejo estar vivos. Quizás por eso nos encanta camuflarlas. No nos gusta sabernos violentos, discriminadores, capaces de hacer daño, etcétera.

A la inversa, cuando tomamos consciencia de las violencias que sufrimos, también se abre esa puerta que permite empoderarse y enfrentarlas, pero a veces también aparecen dolores allá donde no los había. O donde hacíamos lo imposible por camuflarlos, por ocultarlos, por negarlos.

Es difícil, a fin de cuentas, estar vivo. Y más difícil aún tener una vida de la cual estar orgulloso.

2. A mi personalmente tampoco me gusta la literatura trash (o no la sé leer, o no la puedo significar adecuadamente, o tengo incapacidad para procesar ciertas formas, no sé), pero me parece que cualquier diferencia no debe expresarse desde la negación y la descalificación agresiva de personas e identidades.

3. Me quedé pensando en eso que se dijo respecto de que los varones que odian o temen a las mujeres son, en gran porcentaje, homosexuales. Quizás no entendí. ¿Cuál sería la conexión? ¿Por qué no heteros, por qué no bi, por qué no alguna otra orientación? Siguiendo a muchxs autorxs, yo creo que a partir del temor, el odio, la violencia reforzamos contratos de complicidad entre varones, pero no relacionaría en absoluto eso con una orientación sexual.Diría más bien que la misoginia parece ser transversal tanto a las identidades como a las orientaciones y preferencias. Que la misoginia, la homofobia, la bifobia, etcétera, nos privan de elecciones más libres, seguro. Cuáles serán esas elecciones una vez acabado el heteropatriarcado, ni idea.

Saludos, M.

trebolxs dijo...

Marians no te vayas,,,je
Creo q lo q provoco la ofuscacion del compañero Carlos AntiBDSM no es el lenguaje trash en si mismo (el tmb lo usa en cierta manera) sino la direccionalidad denigratoria que, a su juicio, le da Naty Menstrual. ¿Porque no redireccionar los insultos sexistas como puto, maricon, y otros tantos, hacia los perpetradores de violencias sexuales? ¿Porque endilgarselos a las personas que solo intentan vivir su homo o bisexualidad sin joder a nadie? En cuanto a lo que dice Catalina acerca de la misoginia como camuflaje de la homosexualidad, mi interpretacion es la siguiente: todos los hombres somos capaces de amar y desear a otros tipos, ademas de amar y desear a mujeres. Pasa que la educacion sexista funcional al patriarcado reprime violentamente el homoerotismo desde la mas temprana infancia o bien tolera su expresion parcial a traves de "juegos de manos" o bien como experiencias que se dan en forma clandestina o bajo los efectos de sustancias que alteran la conciencia. De modo que en la sociedad patriarcal occidental al varon se le impone una masculinidad definida por la heterosexualidad tajantemente demostrada a cada paso, una heterosexualidad sobreactuada que implica con frecuencia la incapacidad de relacionarse con otros varones de manera sentimental, ademas de la imposibilidad de relacionarse con mujeres sin establecer una relacion de dominio.
Como se nos exige demostrar a cada paso que somos "machos" y que no tenemos nada en comun con las mujeres, muchos de nosotros reprimen y odian su propia homosexualidad negada, ya que se nos ha enseñado que reconocerla es un sintoma de ser "menos hombre", y en esa transmision cultural las mujeres que piensan de manera machista colaboran tambien.
No deja de sorprenderme que pese a todo lo que han avanzado las mujeres en todos los campos, muchisimas de ellas siguen necesitando de "hombres fuertes", necesitan sentirse dominadas y de ahi la famosa frasecita "no hay hombres". Resulta que llevar a adolescentes varones a prostibulos para iniciarlos en el consumo de cuerpos de mujeres , adolescentes y niñas como objetos sexuales, es algo que sucede todo el tiempo y de lo que nadie habla, no se lo considera un abuso sobre el menor, como tampoco la exhibicion de pornografia a varones menores. A los varones se nos enseña prolijamente a que ser varones es usar y abusar de las mujeres, y reprimir al maximo los sentimientos entre nosotros. De ahi que la misoginia sea el disfraz distractor de la homosexualidad reprimida de los heterosexuales.
Mis opiniones son mias y no del colectivo en el que estoy.
Trevor Abolicion.